La iniciativa SB 1146 es el segundo intento legislativo, llevado a cabo en los últimos años por una facción de la legislatura de California, cuyo propósito es retirar el dinero del programa de becas Cal Grants que se otorga a estudiantes minoritarios de las universidades privadas sin fines de lucro, y reorientarlo a las universidades del estado. Este último intento negaría las becas Cal Grants a decenas de miles de estudiantes minoritarios que eligen inscribirse en una universidad sin fines de lucro afiliada a una religión en California

Tres de cada 4 estudiantes que perderían su beca Cal Grants son estudiantes minoritarios. Muchos de estos estudiantes no estarían en posibilidad de financiar su universidad si pierden su beca Cal Grants, y las universidades estatales a las que los políticos los están orillando a ir tienen tasas de graduación MUCHO más bajas que las universidades privadas.

La SB 1146 representa lo peor de la política. Le robará el sueño de ir a la universidad a estudiantes latinos y afroamericanos de bajos recursos. Muchos de ellos son los primeros en su familia en ir a la universidad. Además, le costará cientos de millones de dólares a los contribuyentes de California. Estos llamados políticos pueden considerar cumplido un compromiso político que no necesariamente es legítimo.